Estudio Jurídico Portabella | Abogados. Compromiso desde 1925.
Nosotros Clientes Servicios Publicaciones Contacto
Publicaciones
 


<< Volver
Guía de Clase - Bolilla 13 - Efecto de los Tratados
Publicado por Diego PORTABELLA
| 09 de noviembre de 2007

Descargar archivo a su computadora
DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO

BOLILLA 13

DERECHO DE LOS TRATADOS

EFECTO DE LOS TRATADOS

Observancia, interpretación y aplicación.

Existen principios dados por la Convención de Viena de 1.969 que estipulan como deberá darse la observancia, interpretación y aplicación de los tratados celebrados.

El Art. 31 de la Convención de Viena de 1.969 estipula: “Todo tratado debe interpretarse de buena fe, conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de éstos y teniendo en cuenta su objetivo y fin”

Para interpretar un Tratado pueden utilizarse diferentes elementos:

- Texto del tratado
- Protocolos (todo acuerdo que hayan realizado las partes firmantes del Tratado, en relación al Tratado)
- Todo instrumento que una de las partes firmantes haya redactado, que tenga relación con el Tratado en cuestión, siempre que dicho instrumento haya sido aceptado por las demás partes firmantes.
- Toda práctica posterior realizada aplicando el tratado
- Normas generales del Derecho Internacional.
- Como medios complementarios se pueden utilizar: Trabajos preparatorios del Tratado o las circunstancias que llevaron a su aprobación.

Principios

- RES INTER ALIOS ACTA (El Tratado tiene efecto sólo entre las partes)

Este principio estipula que sólo las partes que firman y adhieren al Tratado están vinculadas por lo que ellas acordaron.

En principio un Tratado no puede imponer obligaciones u otorgar derechos a un tercero no firmante del Tratado. Eventualmente dos partes en un Tratado pueden conferir derechos a un tercer Estado, y el Tratado ser válido mientras no exista oposición del tercer Estado y ésta asienta, aunque no firme el Tratado (es el caso de la ayuda humanitaria por ejemplo)

- PACTA SUNT SERVANDAE (Los Tratados son celebrados para ser cumplidos)

Este principio indica que los Estados y demás personas de Derecho Internacional que puedan firmar Tratados, quedan obligados y deben cumplir de buena fe los Tratados que hayan celebrado en forma regular y que hayan entrado en vigor.

- REBUS SIC STANTIBUS (Solo si las cosas permanecen como están)

Este principio establece una excepción al principio PACTA SUNT SERVANDAE. Si un Tratado es celebrado bajo ciertas circunstancias, que hacen que los Estados o personas de Derecho Internacional, las tengan en cuenta a la hora de escribir el Tratado, y estas circunstancias cambian abruptamente, los contratantes o uno de ellos puede valerse de este principio para dejar de cumplir.

Claro que existen restricciones para invocar este principio, ningún contratante puede hacerlo valer si fue el causante de la alteración de las circunstancias.

La Convención de Viena en su Art. 62 indica:
“Un cambio fundamental en las circunstancias ocurrido con respecto a las existentes en el momento de la celebración del tratado y que no fue previsto por las partes, no podrá alegarse para dar por terminado el tratado o retirarse de él, a menos que la existencia de esas circunstancias constituyan la base esencial del consentimiento de las partes en obligarse por el tratado; y si ese cambio tenga por efecto modificar radicalmente el alcance de las obligaciones que todavía deben cumplirse en virtud del tratado.”

Este principio también puede hacerse valer, para suspender la aplicación de un Tratado, hasta tanto las circunstancias hagan posible la continuidad de cumplimiento del Tratado.

Diego A. Portabella
Abogado
Mat. 6501









Descargar archivo a su computadora
 
Gonzalo Antón diseño Contacto