Estudio Jurídico Portabella | Abogados. Compromiso desde 1925.
Nosotros Clientes Servicios Publicaciones Contacto
Publicaciones
 


<< Volver
Clonación
Publicado por Diego PORTABELLA
| 07 de febrero de 2002

Descargar archivo a su computadora
“Convención internacional contra la clonación de seres humanos con fines de reproducción”


Introducción

Clonar significa crear un ser vivo idéntico a otro, a partir de una célula del individuo original.

La naturaleza produce de modo natural clones, sin intermediación humana de ningún tipo, como es el caso de los gemelos monocigotos que comparten una información genética idéntica debido a una división espontánea del zigoto, en el vientre materno.

La técnica de la clonación, supone la intervención humana en el proceso, por medio del cual se logra un individuo idéntico al donante del material genético.

Las dos principales técnicas de clonación son:
• Por separación de embriones.
• Por transferencia nuclear, que fue el método utilizado para clonar a la Oveja Dolly.


Antecedentes históricos

En la década de los 70 se descubrió, gracias a un experimento con sapos, que era posible clonar individuos completos a partir de células diferenciadas.

Célula diferenciada es aquellas que ya tienen determinada su función dentro del organismo: células de sangre, de huesos, del cerebro, etc.


Antecedentes recientes (eventos durante la última década)

Clonación animal

En 1997, el Instituto Roslin, en Escocia, clonó por primera vez en la historia (después de 277 intentos), a un mamífero a partir de una célula diferenciada de otro. Dolly, es el primer mamífero de la historia que se ha clonado de un adulto.

Antes de Dolly, científicos de diversas partes del mundo habían logrado clonar sapos, monos, ovejas y vacas. Pero siempre habían utilizado células de embriones, las cuales se inducen a la división por medios artificiales y dan lugar dos organismos vivos idénticos, los cuales comparten la misma base genética (fenómeno que se da en los gemelos monocigotos en forma natural en el vientre materno)

Clonación humana

El primer experimento de clonación en embriones humanos del cual se tiene noticia es el realizado en 1993 por Jeny Hall y Robert Stilman, de la Universidad de George Washington. Habían conseguido embriones humanos mediante la división artificial de un óvulo fecundado, pero no llegaron a desarrollarse.


Enfoque científico

Todos los seres vivos están compuestos por células. En el núcleo o centro de cada célula, hay muchas parejas de cromosomas, que desplegadas muestran el ADN, que está formado por largas cadenas de cuatro bases: Adenina, Citosina, Timina y Guanina, llamadas bases nucleótidas, que comparten todos los seres vivos.

Estas bases se unen entre sí formando cadenas, de las cuales, cada trozos se denomina gen o segmento, los cuales cuentan con la suficiente información para que las células produzcan proteínas.

El ADN contiene toda la información necesaria para que las células produzcan cada proteína de un ser vivo y por lo tanto, es el responsable de las características del ser vivo. El ADN transmite esta información hereditaria de una generación a la siguiente.

¿Cómo se llevó a cabo la clonación de Dolly?

De la ubre de la madre de Dolly (original), los científicos sacaron una célula, que contiene todo el material genético (ADN) de la oveja adulta.

Después, de otra oveja, extrajeron un óvulo, el cual serviría de célula receptora, la cual tiene la capacidad de dividirse.
Al óvulo se le extrajo el núcleo, eliminando así el material genético de la oveja donante del mismo.

Se extrajo el núcleo de la célula mamaria u original, el cual contiene el material genético o ADN y, mediante impulsos eléctricos, se fusionó al óvulo sin núcleo de la oveja donante.

Con los mismos impulsos se activó al óvulo para que comenzara su división, tal y como lo hacen los óvulos fertilizados en un proceso natural de reproducción.

Al sexto día, ya se habría formado un embrión, el cual fue implantado en el útero de una tercera oveja, la madre sustituta, que tras un periodo normal de gestación, dio a luz a Dolly: una oveja exactamente igual a su madre genética, o sea a la oveja original de la cual se había extraído el material genético.


Tipos de clonación

Clonación reproductora

La clonación reproductora, reproduce individuos los cuales comparten el mismo material genético. Puede darse en las dos modalidades: por división de embriones, o por transferencia nuclear.

Clonación terapéutica

La clonación terapéutica tiene por finalidad la obtención de células estaminales, que sean capaces de diferenciarse en cualquier otro tipo celular (cardiaca, renal, hepática, etc.). Las células estaminales o ES, son aquellas que se forman con las primeras divisiones del cigoto, las cuales, una vez diferenciadas, comienzan a dividirse dando lugar a las distintas formaciones estructurales del organismo vivo. De esa manera, obteniendo las células ES, podrían reproducirse órganos para el transplante.
Numerosas investigaciones han mostrando que este tipo de clonación resultaría eficaz para tratar problemas del corazón y tejidos dañados y que las células ES también son eficaces en la producción de proteínas específicas para el funcionamiento del cuerpo.

Un notable grupo de científicos declararon estar en contra de la clonación humana para la obtención de las células madre, debido a que se necesita desarrollar los embriones para después destruirlos, extrayendo de ellos las células estaminales.
Existen técnicas alternativas para obtener células-madre, que ya tienen un grado de diferenciación, las cuales tienen la capacidad de generar a sus vez: más células madres y células diferenciadas en ciertas estructuras del ser vivo. Esta técnica consiste en utilizar las células del cordón umbilical del recién nacido, que está repleto de células que pueden usarse para la regeneración de tejidos, no necesitando así el desarrollo de un embrión para después destruirlo.

Otra variante para obtener células-madres, es la obtención de lo que en humanos se conoce desde hace años como la célula-madre hematopoyética de adultos, que reside en la médula ósea y que da origen a toda las líneas de células sanguíneas e inmunes. Sólo recientemente se han descubierto células-madre en órganos que normalmente tienen una baja tasa de renovación, como es el caso del cerebro.
Así pues, la novedad ha consistido en reconocer la existencia de células-madre pluripotentes en otros tejidos y órganos, y aún más interesante, que algunas de ellas presentan la suficiente flexibilidad como para generar células especializadas de otros linajes.
Esto ha aumentado la perspectiva de obtener a largo y medio plazo terapias celulares, sin los problemas éticos asociados a destruir embriones para obtener células. A pesar de ello no se han aislado células pluripotentes de ciertos órganos, como es el caso del corazón. Puede que haya tejidos y órganos de los que no se pueda disponer de células madre, por lo que técnicamente se debería volver a pensar en las células ES para la clonación terapéutica
¿Qué usos o utilidades tiene la clonación?

En el ámbito de la medicina y la investigación médica:
• Mejorar el conocimiento genético y psicológico.
• Disponer de modelos de enfermedades humanas.
• Producir a bajo coste proteínas para su posible uso terapéutico.
• Suministrar órganos o tejidos para trasplantes.


Enfoque jurídico

TRATAMIENTO DEL TEMA EN EL ÁMBITO DE NACIONE UNIDAS

Análisis de la “Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos” UNESCO 1997

En 1993, Federico Mayor, Director General de la UNESCO, creó el Comité Internacional de Bioética (CIB), que posee un carácter interdisciplinario y multicultural. El CIB es el único órgano del sistema de las Naciones Unidas que realiza una reflexión bioética sobre las investigaciones en biología y genética y sus aplicaciones

En diciembre de 1996, después de cuatro años de trabajo, la Comisión Jurídica del CIB aprobó un anteproyecto revisado, al que un Comité de Expertos Gubernamentales dio forma definitiva en julio de 1997, esta es la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos la cual fue aprobada por la Conferencia General de la UNESCO en su 29ª reunión, el 11 de noviembre de 1997.

EL DEBATE INTERNACIONAL ANTES DE LA APROBACIÓN DE LA DECLARACIÓN

El 24 de febrero de 1997, el Director General de la UNESCO manifestó su posición sobre el debate ocasionado por el éxito de la clonación de una oveja adulta y excluyó la aplicación de esta tecnología en los seres humanos.

Todos los miembros del CIB fueron consultados acerca de este asunto. El 14 de mayo de 1997 se convocó en la UNESCO una reunión sobre el tema "Biotecnologías animales, clonación y transgénesis". Los participantes destacaron la necesaria distinción entre la clonación con fines de reproducción de seres humanos cuyo objetivo es el nacimiento de un individuo, y las técnicas de clonación humana con miras a la investigación, el diagnóstico o la terapéutica.

Sólo se examinaron desde el punto de vista ético las técnicas de clonación destinadas a reproducir un individuo.
Se admitió por consenso que no debe autorizarse la clonación de seres humanos con miras a la reproducción. Además de las consideraciones de seguridad, se formularon tres argumentos éticos principales. La clonación con fines de reproducción:

• compromete la indeterminabilidad genética

• sobrestima el vínculo biológico-genético

• podría instrumentalizar a los seres humanos reduciéndolos al nivel de utensilios, lo que sería contrario a la dignidad humana.

LA CLONACION CON MIRAS A LA REPRODUCCION Y LA DECLARACION UNIVERSAL

En su 29ª reunión, el 11 de noviembre de 1997, la Conferencia General de la UNESCO aprobó por unanimidad la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, primer instrumento universal en la esfera de la biología. La Conferencia General completó la Declaración Universal con una resolución sobre su aplicación, por medio de la cual los Estados se comprometen a tomar las medidas adecuadas para promover los principios enunciados en la Declaración.

La Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos comienza por afirmar la unidad fundamental de todos los miembros de la familia humana más allá de su diversidad genética. Los individuos nunca pueden ser reducidos a sus características genéticas. Dada su libertad de juicio y de elección, los seres humanos trascienden su condicionamiento genético. Ello significa que la ciencia no es el árbitro de lo que constituye el valor humano o una vida humana válida.
Es importante destacar este principio fundamental que no puede conciliarse con la clonación con miras a la reproducción de seres humanos, técnica que niega la unicidad a la que el propio nacimiento da derecho.
La Declaración, se propone sobre todo proteger los derechos del ser humano contra posibles violaciones que resulten de las investigaciones sobre el genoma humano y de sus aplicaciones.

El Artículo 10 contiene uno de los elementos fundamentales de la Declaración cuando afirma la primacía del respeto de los derechos humanos en las investigaciones de biología, genética y medicina

Según el Artículo 11, no deben permitirse las prácticas que sean contrarias a la dignidad humana, como la clonación con fines de reproducción de seres humanos

La Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos es un instrumento que constituye un hito, el primero en el campo de la genética dentro del sistema de las Naciones Unidas, el cual define a la clonación como una práctica "contraria a la dignidad humana".

El objetivo de este texto por parte de la UNESCO es fomentar la promulgación de principios rectores destinados a impedir la aplicación de un progreso científico revolucionario que podría atentar contra los derechos fundamentales del ser humano.

Aunque no tenga fuerza coercitiva, la Declaración representa un compromiso moral contraído por todos los Estados Miembros de la UNESCO para aceptar un conjunto coherente de principios éticos en la esfera de la genética. Son esos Estados Miembros los que, en cooperación con la comunidad científica, deberán traducir los principios enunciados en la Declaración en legislaciones y reglamentaciones nacionales.

Exposición del trabajo realizado por la sexta comisión “resolución A/C.6/56/L.19”

La Organización de Naciones Unidas (ONU) inició en el año 2002 la discusión de un tratado internacional para prohibir la clonación de seres humanos. La Asamblea General designó comité especial para la redacción del proyecto, que comenzó a sesionar el 25 de febrero de 2002. Las delegaciones de Francia y Alemania ante la ONU encabezaron la iniciativa, con el respaldo de mas de 50 países, entre ellos Argelia, Bangladesh, Brasil, Canadá, China, Cuba, Gran Bretaña, Haití, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Jordania, Lituania, Malta, Nigeria, Perú, Polonia, Republica Jamahiriya Árabe Libia, República Yugoslava de Macedonia, Rusia, Suecia, Uganda y Venezuela. Todos concluyeron que la grave amenaza a la dignidad humana que constituye la clonación reproductiva es razón suficiente para procurar un instrumento Jurídico obligatorio.

TRABAJO DE LA SEXTA COMISIÓN

Durante el debate se dejó notar la preocupación por los recientes anuncios de ciertos laboratorios de sus intentos de proseguir con la clonación de seres humanos. Se dejó en claro que era necesario tomar medidas urgentes para revenir dichas actividades.

Se puntualizó que el instrumento legal debía codificar las previsiones relevantes de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos dictada por la UNESCO en 1.997 y adoptada por la Asamblea General mediante la resolución 53/152 of 1998

Se resaltó la importancia de tomar como referencia la Convención sobre Derechos Humanos y Biomedicina y su Protocolo Adicional sobre la Prohibición de clonación de seres humanos redactada por el Consejo de Europa.

La idea es la redacción de una Convención Internacional que tome a la clonación como una amenaza contra la dignidad humana.

TRATAMIENTO POR OTROS ORGANISMOS

Tratamiento por la Organización Mundial de la Salud

El director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr Hiroshi Nakajima, se pronunció sobre la necesidad de formas extremas de experimentación como la clonación humana. Sin embargo dejó en claro que debe diferenciarse la clonación humana con fines reproductivos, de la clonación con fines terapéuticos, la cual puede ser muy útil a la raza humana en el orden de llegar a detectar, diagnosticar y tratar enfermedades como el cáncer.

Otros organismos internacionales

La cuestión también fue tratada en la "Cumbre de los Ocho de Denver", en junio de 1997. El comunicado final: “Convenimos en la necesidad de tomar a nivel interno las medidas adecuadas y cooperar estrechamente a nivel internacional a fin de prohibir la utilización de la transferencia del núcleo de una célula somática para crear un niño”.

También se trató en la VII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno sobre "Democracia y Etica", que se celebró en Isla Margarita (Venezuela) en noviembre de 1997, en la cual se afirmó, en apoyo de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos de la UNESCO, su oposición a las prácticas contrarias a la dignidad humana tales como la clonación con fines de reproducción de seres humanos.

De igual manera, varias organizaciones intergubernamentales tales como el Consejo de Europa (Protocolo Adicional a la Convención del Consejo de Europa para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano respecto de las Aplicaciones de la Biología y la Medicina, que prohibe la clonación de seres humanos, del 12 de enero de 1998), el Parlamento Europeo (Resolución sobre la clonación del 12 de marzo de 1997), la Unión Europea -en particular por intermedio de su Grupo de Consejeros para las Eticas de la Biotecnología- (Dictamen N°9 del 28 de mayo de 1997 sobre los aspectos éticos de las técnicas de clonación) y la Organización Mundial de la Salud adoptaron una posición similar sobre este tema.

Conviene observar que la Asamblea Mundial de la Salud, en su 50.a reunión, el 14 de mayo de 1997 convocó el 24 de octubre de 1997 una reunión sobre el tema "Clonación humana - la respuesta mundial". Su objetivo era analizar las diferentes posiciones -jurídicas, culturales y religiosas- relativas a la posible aplicación de técnicas de clonación al ser humano.
Otras organizaciones no gubernamentales internacionales, como la Asociación Médica Mundial, por medio de una Resolución de mayo de 1997, "invita [...] a los investigadores a abstenerse voluntariamente de participar en la clonación de seres humanos".
Una recomendación aprobada por la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) en julio de 1997, indica que "la clonación con miras a la producción de un ser humano [...] es inaceptable".
En junio de 1997 en Casablanca (Marruecos) -convocada conjuntamente por la Organización Islámica de Ciencias, la Oficina Regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, la Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura, abordaron el tema.

Análisis del “Convenio universal sobre los derecho humanos y la biomedicina” y su correspondiente protocolo sobre la clonación de seres humanos. (Consejo de Europa)

El CONVENIO UNIVERSAL A LOS DERECHOS HUMANOS Y LA BIOMEDICINA (Aprobado por el Comité de Ministros el 19 de noviembre de 1996) postula en su Artículo 1 (Objeto y finalidad), que:

“Las partes en el presente Convenio protegerán al ser humano en su dignidad y su identidad y garantizarán a toda persona, sin discriminación alguna, el respeto a su integridad y a sus demás derechos y libertades fundamentales con respecto a las aplicaciones de la biología y la medicina.

Cada parte adoptará en su legislación interna las medidas necesarias para dar aplicación a lo dispuesto en el presente Convenio.
En el CAPITULO IV con referencia al Genoma Humano, proclama en el Artículo 11 (No discriminación) que:

“Se prohibe toda forma de discriminación de una persona a causa de su patrimonio genético.”

Y en su Artículo 12 (Pruebas genéticas predictivas) que:

“Sólo podrán hacerse pruebas predictivas de enfermedades genéticas o que permitan identificar al sujeto como portador de un gen responsable de una enfermedad o detectar una predisposición o susceptibilidad genética a una enfermedad con fines médicos o de investigación médica y con un asesoramiento genético apropiado.”

Ya en el CAPITULO V, sobre Experimentación científica, el Artículo 15 (Regla general) dispone que:

“La experimentación científica en el ámbito de la biología y la medicina se efectuará libremente, a reserva de lo dispuesto en el presente Convenio y en otras disposiciones jurídicas que garanticen la protección del ser humano.”

Esto llevaría a suponer que técnicas como la clonación sería albergadas en la esfera de la protección que esta convención, siguiendo la pauta sobre la protección que merece el ser humano, postulada por la convención.

Pero en el Artículo 18 (Experimentación con embriones in vitro) declara que:

“1. Cuando la experimentación con embriones in vitro esté admitida por la ley, ésta deberá garantizar una protección adecuada del embrión.

2. Se prohibe la creación de embriones humanos con fines de experimentación.”

Primer esboce de una prohibición sobre la manipulación genética y la cual implícitamente estaría abarcando a la técnica de la clonación.

Para complementar este texto legal y dejar de manifiesto el total rechazo hacia las prácticas de clonación, se redactó el “Protocolo al Convenio de Derechos Humanos y Biomedicina, sobre la prohibición de clonar seres humanos”
El 6 de noviembre de 1997, el Comité de Ministros del Consejo de Europa ha aprobado el Protocolo al Convenio de Bioética que prohibe la clonación de seres humanos.
Este protocolo en su Artículo 1 deja sentada explícitamente la prohibición de la clonación, al postular que:

“Se prohibe cualquier intervención que tenga por objeto crear un ser humano genéticamente idéntico a otro, ya sea vivo o muerto.”

Con estos dos ordenamientos internacionales, se deja expresamente prohibida la clonación.

Declaración Bioética de Gijón (2000)

Esta declaración, trata en los apartados 10 y 11, los principios básicos sobre el tema de la clonación, los cuales postulan:

“10. La creación de individuos humanos genéticamente idénticos por clonación debe prohibirse. La utilización de células troncales con fines terapéuticos debe permitirse siempre que la obtención de esas células no implique la destrucción de embriones.”

En el primer apartado, postula la prohibición de la aplicación de la clonación con fines reproductivos, y en el segunda apartado se refiere a la clonación con fines terapéuticos, la cual como se indica, debe permitirse en tanto no involucre la destrucción de embriones.

“11. La investigación y experimentación en seres humanos deben ser realizadas armonizando la libertad de la ciencia y el respeto de la dignidad humana, previa aprobación por parte de comités éticos independientes. Los sujetos de los ensayos deberán otorgar su consentimiento libre y plenamente informado.”


LEGISLACIONES NACIONALES

El tema de la clonación ha sido abordado a nivel interno de los países. En algunos de ellos, se han logrado modificaciones en las legislaciones o por lo menos ha quedado planteado el tema a la espera de un cambio en la legislación, donde se trate de forma expresa el tema.

Alemania
Por Ley Federal de 1990 sobre la protección de embriones, la creación de un embrión genéticamente idéntico a otro embrión, a un feto o a cualquier persona viva o muerta constituye un delito.

Argentina
Por decreto del 7 de marzo de 1997, el Presidente de Argentina declaró que debían prohibirse todas las experiencias de clonación relativas a seres humanos y pidió al Ministerio de Salud y Acción Social que preparara un proyecto de ley sobre este punto. El proyecto de ley, con fecha 17 de abril de 1997, declara en su artículo primero que "el presente texto prohibe las experiencias relativas a la clonación de células humanas para producir seres humanos

Bulgaria
En abril de 1997 se organizó una Conferencia sobre la Clonación Humana. La Conferencia hizo notar que las investigaciones científicas en esta esfera debían proseguirse en estricta conformidad con las experiencias adecuadas (biológicas, médicas, sociales, psicológicas, jurídicas) reflejadas en las normas jurídicas más aplicadas.

Canadá
Un proyecto de ley junio de 1996), sobre las tecnologías y las operaciones comerciales relativas a la reproducción humana conocido como Ley relativa a las Tecnologías de la Reproducción Humana y la Genética- indica que "nadie puede manipular a sabiendas un óvulo, un cigoto o un embrión para obtener un cigoto o un embrión que tengan un patrimonio genético idéntico.

Chile
En abril de 1997, la Comisión de Etica, Cultura e Historia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, manifestó su oposición, en las esferas de la biología y de la medicina, a toda investigación relativa a la clonación humana, inclusive cuando su interés sea médico.

China
En mayo de 1997, la Academia China de Ciencias prohibió investigaciones sobre la clonación humana

Dinamarca
Por una ley de 1992, se prohiben las investigaciones sobre la clonación (producción de individuos genéticamente idénticos). Otra ley de 1997 completa esta posición cuando afirma que no puede iniciarse un tratamiento en campos donde la investigación ya ha sido prohibida.

Eslovaquia
Por Ley de 1994 se prohibe implícitamente la clonación de embriones.

España
Una ley de 1988 estipula que la creación de seres humanos idénticos por clonación o cualquier otra tecnología con fines de selección racial, atenta gravemente contra los derechos humanos y es pasible de sanciones penales.

Estados Unidos
En febrero de 1997, la Comisión Consultiva Nacional de Bioética, que examinó las cuestiones jurídicas y éticas vinculadas con la utilización de la nueva técnica de la clonación, llegó a la conclusión de que ésta , resulta moralmente inaceptable . En junio de 1997, el Presidente Clinton propuso al Congreso una ley sobre la prohibición de la clonación. En enero de 1998, la Sociedad Norteamericana de Medicina Aplicada a la Reproducción presentó un proyecto de ley que prohibe durante cierto tiempo la clonación de seres humanos vivos o muertos

Federación de Rusia
En enero de 1998, el Instituto Ruso de Investigaciones sobre Genética Molecular solicitó una ley que prohibiera la clonación humana.

Francia
A pedido del Presidente Chirac, el Comité Consultivo Nacional de Etica de las Ciencias de la Vida y de la Salud juzgó necesario, en abril de 1997, oponerse de todas las maneras posibles al desarrollo de prácticas tendientes a la reproducción idéntica de un ser humano así como a las investigaciones que puedan conducir a ese objetivo, puesto que la clonación atenta gravemente contra la dignidad de la persona humana.

India
En diciembre de 1997, el Consejo Indio de Investigaciones Médicas publicó un documento donde indica que la clonación por trasplante de un núcleo "debe estar prohibida terminantemente por la ley.

Italia
Por decreto de marzo de 1997, el Ministro de Salud prohibió cualquier forma de experimentación y de intervención que se proponga, incluso indirectamente, una clonación humana o animal. Por su parte en marzo de 1997, el Comité Nacional de Bioética manifestó su oposición a la clonación humana.

Japón
En 1997 crearon comités consultivos para examinar el asunto de la clonación humana. En enero de 1998, se creó otro comité sobre clonación cuyo informe sobre la oportunidad de tomar disposiciones legislativas para prohibir la clonación con fines de reproducción de seres humanos se espera en mayo de 1998.

Noruega
Por Ley de 1994 sobre la utilización médica de las biotecnologías se prohibe implícitamente la clonación de embriones.

Nueva Zelanda
Una Ley de 1997, define un marco jurídico que prevé restricciones y controles de la tecnología de la reproducción, proclamando que la clonación es una de las actividades prohibidas que no pueden autorizarse sean cuales fueren las circunstancias.

Portugal
En abril de 1997, el Consejo Nacional de Etica de las Ciencias de la Vida declaró que "la clonación de seres humanos, dados los problemas que plantea en cuanto a la dignidad humana, el equilibrio de la especie humana y la vida en sociedad, es éticamente inaceptable y debe ser prohibido.

Reino Unido
Proclamó prohibición de la clonación en. Después de esta recomendación, la Ley sobre la Fecundación y la Embriología Humanas de 1990 previó precisamente dicha prohibición de la clonación humana. La investigación en embriones humanos está severamente controlada en virtud de esa ley, que la somete al otorgamiento de una licencia conferida por la Oficina de Fecundación y Embriología. En mayo de 1997, la Comisión Consultiva de Genética Humana decidió explorar los medios de proceder a una consulta pública sobre las consecuencias de los progresos de la clonación.

Suecia
Una Ley marzo de 1991 prohibe implícitamente la clonación de embriones y ovocitos, que es pasible de sanciones penales

Suiza
Constitución Federal prohibe implícitamente la clonación de embriones. El proyecto de ley federal de 1997 sobre asistencia médica a la procreación prohibe expresamente la clonación de embriones y ovocitos, que será pasible de sanciones penales.

Túnez
Propuso que debía prohibirse cualquier tecnología de clonación humana.


Controversia planteada en torno al tema

Punto de vista religioso.

Iglesia Católica

El Vaticano pidió, en noviembre de 2001 ante la ONU, la prohibición de todo tipo de clonación humana, independientemente de sus fines.

El observador permanente del Vaticano ante las Naciones Unidas, intervino durante las sesiones de trabajo del Comité de la Sexta Comisión, cuya misión es redactar una Convención Internacional contra la clonación reproductiva de seres humanos.
El argumento esgrimido por el observador permanente del Vaticano ante la ONU es el siguiente: "los nacidos de una clonación empezarían su vida como una anomalía en cuanto a las condiciones de la relación con los padres y las familias".

La Iglesia Católica también se posicionó contra la clonación terapéutica, ya que desde el punto de vista científico, un embrión ya es un ser humano y, consecuentemente, es éticamente inaceptable pensar en desarrollar un embrión y después destruirlo, aunque sea para salvar otras vidas.

El documento presentado por la Santa Sede confirma que el comienzo de la vida humana no puede ser definido por la convención de “cierto estado de desarrollo” de un embrión. Desde el primer momento de la existencia del embrión, hay vida humana.

La postura en contra de la clonación ha encontrado coincidencias en las religiones más representativas como el catolicismo, las iglesias cristianas no católicas, el judaísmo, el islamismo y el budismo. Todas las grandes religiones monoteístas actuales condenan la clonación humana con fines reproductivos.
El fundamento es común. Cada ser humano es una individualidad única y totalizante. Por ello, crear un ser humano igual va contra la idea misma de lo que es la persona humana.

Punto de vista ético.

El punto de vista ético debe dividirse respecto de los distintos tipos de clonación que se pueden aplicar en el ser humano, ya que la clonación animal en principio no presentaría una controversia a nivel ético o moral.

En cuanto a la clonación con fines reproductivos, el debate no encuentra mayor dificultad, ya que la comunidad internacional se encuentra encaminada hacia la prohibición de la aplicación de esta técnica en los seres humanos.

Donde se plantea el problema es en la clonación con fines terapéuticos. En esta técnica se dividen las opiniones debido a la variante que presenta. En principio esta técnica utilizaría embriones, los cuales serían destruidos al extraérseles las células estaminales (células ES). Esto en condenado por gran parte de la comunidad internacional, considerando un atentado contra la vida y la dignidad humana la creación de vida sólo para la utilización de éstas células y la destrucción del resto del organismo viviente.

Pero en este tema, un grupo de científicos valencianos, realiza experimentos, apuntando a la utilización de células provenientes del cordón umbilical de los recién nacidos, con el objeto de obtener células diferenciadas, las cuáles se podrían utilizar para la clonación con fines terapéuticos. En este caso se dejaría de lado las prácticas condenadas por la comunidad internacional como son, la destrucción de los embriones una vez extraídas las células estaminales.

El debate que se plantea enfrenta la ciencia y su desarrollo con la ética y la moral, y en algunos casos con el derecho, en aquellos países en los cuales ya se han adoptado legislaciones tendientes a prohibir estas prácticas.


ANEXO

Células madres: son aquellas células dotadas simultáneamente de la capacidad de autorrenovación (es decir, producir más células madre) y de originar células hijas comprometidas en determinadas rutas de desarrollo, que se convertirán finalmente por diferenciación en tipos celulares especializados.

Manipulación Genética: Libre manejo de los cromosomas de una célula.

Fecundación In Vitro: Fecundación asistida.

Cromosomas: partículas a modo de bastoncillos que se agrupan a pares. En su interior albergan las cintas denominadas A.D.N, que es la que “archiva” la información genética.

A.D.N.: Ácido Desoxirribonucleico. Cinta en forma de hélice que alberga la información genética. Está compuesta por bases nitrogenadas (Adenina, Citosina, Timina y Guanina), que constituyen los genes.

Gen: Segmento de A.D.N que determinan una información específica.

Ingienería Genética: Técnica de A.D.N. reconvinante. Disciplina que trabaja en función de las variantes que ofrece el A.D.N., a través de la manipulación de los genes.

Embrión: Producto de la concepción desde el inicio del desarrollo hasta el comienzo de la vida autónoma. En el ser humano se denomina así hasta el tercer mes de gestación, luego recibe el nombre de feto.




Descargar archivo a su computadora
 
Gonzalo Antón diseño Contacto